Periodoncia y microcirugía periodontal

Todo comienza aquí, una boca sana para un cuerpo sano…

Las enfermedades periodontales o de las encías como las gingivitis y la periodontitis, son infecciones graves que pueden desembocar en problemas muy importantes para la salud bucodental de los pacientes como la pérdida de los dientes.

En Clínica Dental Lobato&Brinkmann nuestro equipo de doctores e higienistas cuenta con una amplia formación en el diagnóstico y tratamiento de estas patologías tan comunes. La Dra. María Rioboo es además miembro de la SEPA (Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración) lo que le permite estar continuamente informada de cuáles son los protocolos más efectivos y las últimas tendencias en el diagnóstico y tratamiento de estas enfermedades.

LA GINGIVITIS

La gingivitis es la forma más leve de la enfermedad periodontal.  La gingivitis es la inflamación e infección que destruyen los tejidos de soporte de los dientes. Esto puede incluir las encías, los ligamentos periodontales y los alvéolos dentales (hueso alveolar).

La gingivitis se debe a los efectos a largo plazo de los depósitos de placa en los dientes. La placa es un material pegajoso compuesto de bacterias, moco y residuos de alimentos que se acumula en las partes expuestas de los dientes. Las bacterias y las toxinas que éstas producen hacen que las encías se infecten, se inflamen y se tornen sensibles.

LA PERIODONTITIS

La periodontitis ocurre cuando se presenta inflamación o la infección de las encías (gingivitis) y no es tratada. La infección e inflamación se diseminan desde las encías hasta los ligamentos y el hueso que sirven de soporte a los dientes. La pérdida de soporte hace que los dientes se aflojen y finalmente se caigan. La periodontitis es la causa principal de la caída de los dientes en los adultos. Este trastorno no es común en los niños pequeños, pero se incrementa durante los años de adolescencia.

La placa y el sarro se acumulan en la base de los dientes. La inflamación a raíz de esta acumulación hace que entre la encía y los dientes se formen “bolsas” o huecos. Estas bolsas se llenan de sarro y de placa. La inflamación del tejido blando atrapa la placa en la bolsa. La inflamación continua lleva al daño de los tejidos y el hueso alrededor del diente. Debido a que la placa contiene bacterias, es probable que se presente infección y también se puede presentar un absceso dental. Esto también aumenta la tasa de la destrucción ósea.

En la Clínica Lobato&Brinkmann podemos ayudarte a conseguir

la sonrisa sana y brillante que siempre has deseado.